Imprimir

La Videovigilancia y la LOPD

25 Marzo 2015
VideovigilanciaLa videovigilancia es uno de los puntos delicados y fuente de multitud de sanciones a la hora de cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Y es que son muchas la dudas que surgen cuando queremos instalar cámaras de videovigilancia en nuestra empresa: ¿Las imágenes que recogen las cámaras son datos personales? ¿Qué tengo que hacer para cumplir con la LOPD? ¿Si tengo contratado un servicio de vigilancia externo tengo alguna responsabilidad? ¿Si no guardo grabaciones también estoy obligado a cumplir con la Ley? ¿Puedo grabar los accesos a mi empresa?  
 
Lo primero que hay que aclarar es que “la captación y/o la grabación de imágenes de personas identificadas, o identificables, con fines de vigilancia mediante cámaras, videocámaras o cualquier otro medio técnico análogo, constituye un tratamiento de datos personales sometido a la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD)”. Es decir, las imágenes que recogen las cámaras son datos personales y por lo tanto tenemos que cumplir con la LOPD.
 
Para ello, la Agencia Española de Protección de Datos determina las siguientes obligaciones:
 
En el caso de que las imágenes no sean grabadas ni almacenadas (sólo sea una reproducción o emisión de imágenes en tiempo real) no es necesario la creación de ficheros ni, por tanto, su notificación a la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Pero sí que debemos cumplir el resto de las obligaciones citadas anteriormente.
 
Si la empresa tiene contratado un servicio de videovigilancia externo o la instalación de las cámaras por un tercero, esto no exime a la empresa del cumplimiento de la legislación de protección de datos. Es decir, el responsable de los datos seguiría siendo la propia empresa.
 
Y la última aclaración, pero quizá la más controvertida, es acerca de la captación y/o grabación de los acceso a la empresa y la vía pública. Existen circunstancias en las que al grabar el acceso a la empresa implica la grabación de la vía pública. A este respecto, la LOPD recoge que “La captación de imágenes en la vía pública con fines de seguridad se regula por la Ley Orgánica 4/1997, de 4 de agosto por la que se regula la utilización de videocámaras por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en lugares públicos, y se encuentra reservada a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad”. Es decir, sólo las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad pueden captar imágenes de la vía pública.
 
Sin embargo, en determinadas ocasiones la instalación de un sistema de videovigilancia privada puede captar parcialmente imágenes de la vía pública (por ejemplo cuando tenemos escaparates, la puerta de entrada es de cristal, …). Para ello, en primer lugar, no deberá existir una posibilidad de instalación alternativa. Y en segundo lugar, las videocámaras deberán orientarse de modo tal que su objeto de vigilancia principal sea el entorno privado y la captación de imágenes de la vía pública sea la mínima imprescindible