CONTACTO:
Calle Nicolás Salmerón 36, 2º Izq.
47004 Valladolid (España)
Tfnos: 983 398 206 - 644 261 542
aserlan@aserlan.com
Facebook Twitter Google + Linkedin Email
  • Quienes Somos
  • Fiscal
  • Redes Sociales
  • Formación

Últimas Publicaciones

Los 18 tipos de empresa que puedes crear

Teniendo en cuenta la importancia de este tema, a continuación veremos de forma resumida cuáles son los diferentes tipos de empresa según una clasificación que incluye diversos criterios.

  • Empresario individual: es lo que se conoce como autónomo. Se trata de una persona la que realiza una actividad profesional por su cuenta, con empleados o no. No depende de otra organización o compañía.

Nº de socios: 1
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: El socio se responsabiliza con todos sus bienes

  • Emprendedor de Responsabilidad Limitada: persona física, que por su cuenta y con limitación de responsabilidad bajo determinadas circunstancias, lleva a cabo una actividad profesional o económica.

Nº de socios: 1
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: Ilimitada con excepciones

  • Comunidad de bienes: se trata de la manera más sencilla de que se asocien los autónomos. Es una actividad profesional realizada entre varios de forma común.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: El socio se responsabiliza con todos sus bienes

  • Sociedad civil: a través de un contrato dos personas ponen en común un capital con intención de repartirse los beneficios.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: El socio se responsabiliza con todos sus bienes

  • Sociedad colectiva: todos los socios de esta sociedad, reunidos bajo una misma razón social, tienen que participar en las obligaciones y derechos que establezca el acuerdo.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: El socio se responsabiliza con todos sus bienes

  • Sociedad Comanditaria Simple: se trata de una sociedad mercantil en donde hay varios socios que aportan trabajo y capital, que tienen la obligación de responder a las deudas sociales de manera subsidiaria, personal y solidaria.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: El socio se responsabiliza con todos sus bienes

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada: el capital social se divide en participaciones a través de las aportaciones de los socios, que no tienen que responder a las deudas sociales.

Nº de socios: Mínimo 1
Capital: Mínimo 3.000 euros
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedad Limitada de Formación Sucesiva: muy similar a la de Sociedades de Responsabilidad Limitada, salvo a la hora de garantizar unas cierta protección de terceros.

Nº de socios: Mínimo 1
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedad Limitada Nueva Empresa: se trata de una especialidad de la sociedad limitada, con un máximo de cinco socios.

Nº de socios: Mínimo 1 | Máximo 5
Capital: Mínimo 3.000 euros  | Máximo 120.000 euros
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedad Anónima: el capital social se divide en acciones, con las aportaciones de los socios.

Nº de socios: Mínimo 1
Capital: Mínimo 60.000 euros
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedad Comanditaria por acciones: el capital social se divide en acciones. Uno de los socios se ocupará de la administración de las deudas sociales.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: Mínimo 60.000 euros
Responsabilidad: El socio se responsabiliza con todos sus bienes

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada Laboral: los propios trabajadores son los propietarios de la mayoría del capital social. La relación laboral con la empresa es por tiempo indefinido.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: Mínimo 3.000 euros
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedad Anónima Laboral: gran parte del capital social pertenece a los trabajadores, que prestan a la empresa unos servicios retribuidos de manera directa y personal.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: Mínimo 60.000 euros
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedad Cooperativa: se trata de personas que se reúnen para llevar a cabo una actividad empresarial, con una estructura democrática.

Nº de socios: Cooperativas 1er grado: Mínimo 3 – Cooperativas 2º grado: 2 cooperativas
Capital: Mínimo fijado en los Estatutos
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedades profesionales: la que se forma para el ejercicio en común de una actividad profesional.

Nº de socios: Mínimo 1
Capital: Limitada al capital aportado a la sociedad
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Sociedad de Garantía Recíproca: son entidades financieras que facilitan la financiación a las pymes.

Nº de socios: Mínimo 150 socios participes
Capital: Mínimo 10.000.000 euros
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Entidades de capital riesgo: intentan que la empresa incremente su valor, y cuando la inversión esté madurada el capitalista se aparta para conseguir un beneficio.

Nº de socios: Al menos 3 miembros en el Consejo Administración
Capital: Sociedades de Capital Riesgo: Mínimo 1.200.000 € | Fondos Capital Riesgo: Mínimo 1.650.000 €
Responsabilidad: Limitada al capital aportado a la sociedad

  • Agrupación de Interés Económico: se limita a una actividad económica auxiliar de la que llevan a cabo sus socios.

Nº de socios: Mínimo 2
Capital: No existe mínimo legal
Responsabilidad: El socio se responsabiliza con todos sus bienes

Vía CEPYMEnews

 

Ransomware, telefónica y otras dudas que aclarar

Después de lo sucedido el pasado Viernes 12 de Mayo con la oleada de ransomware que afectó a Telefónica, entre otras muchas empresas de todo el mundo, y todos los bulos y malas prácticas que se propagaban por la red, intentaremos aclarar ciertos conceptos acerca de lo sucedido y cómo actuar en estos casos.

En este punto, lo primero que hay que dejar claro es que ninguna empresa, usuario o dispositivo está, ni puede estar, seguro al 100% en internet. La frase que mejor define esta idea es la de Gene Spafford: "El único sistema verdaderamente seguro es uno que esté apagado, metido en un bloque de hormigón y sellado en una habitación aislada con plomo y con guardias de seguridad – y aún así, tengo mis dudas". Por lo tanto, todos podemos ser víctimas de un ciberataque: virus, ransomware, gusanos, troyanos,...

El viernes pasado hubo un ataque masivo de ransomwre (tipo de programa informático malintencionado que restringe el acceso a determinadas partes o archivos del sistema infectado, y pide un rescate a cambio de quitar esta restricción) que aprovechaba una vulnerabilidad de los sistemas operativos windows (desde xp hasta server 2016) para la que ya había un parche de seguridad. Es decir, que si el sistema operativo de tu equipo está actualizado, este ataque no te podría afectar.  

Rápidamente se hizo público que el ataque había afectado a telefónica y los bulos y malos consejos corrieron como la pólvora. El primero de ellos fue que todos los clientes de telefónica debían apagar sus equipos porque sus equipos podrían ser infectados. Este ataque sí que podría propagarse por la red interna de telefónica, por eso se aconsejó a sus trabajadores que apagaran los equipos, pero no a los usuarios que tienen internet contratado con esta compañía. Es decir, que no por ser usuario de telefónica tenías más probabilidades de ser atacado por el ransomware.

Y, a partir de ahí, se empezó a difundir justo lo contrario: que era un virus que no afectaba a los usuarios, sólo a las grandes empresas. En vez de explicar en los medios de comunicación que no por el simple hecho de ser usuario de telefónica te podías infectar, lo único que ponían en sus titulares era "No afecta a los usuarios". ¡Cómo que no! Claro que afecta a los usuarios, pero a todos por igual, no sólo a los de telefónica.

Y por último la pregunta del millón: ¿qué tengo que hacer? Y esa pregunta siempre llega tarde porque todas las acciones más efectivas contra estos ataques son preventivas, es decir, hay que realizarlas antes de ser atacado:

  • Actualizar el antivirus.
  • Actualizar el sistema operativo.
  • Copias de seguridad.
  • No abrir adjuntos de mensajes sospechosos.

Si no se han realizado estas acciones y hemos sido infectados por este ransomware,  el INCIBE nos detalla cómo limpiar la infección y cómo intentar recuperar los archivos. Eso sí, nunca pagando el rescate.